La belleza de lo cotidiano

“Si yo me separase lo que me daría una pereza tremenda no es el sexo, sino volver a contarme”.

solos

“Párate vida; párate justo aquí, con mis hijos pequeños, mi amor entero, mis padres vivos. Párate ahora que tengo trabajo y que me río. Párate que aún deseo y me desean.”

“Las mujeres somos un enemigo fácil porque detectamos el ansia de herir y, mira tú por dónde, olerla basta para hacernos daño.”

“Hay parejas que son mejores cuando tienen delante un espectador entregado”.

“Pensaba que el sexo era antidepresivo, que segregabas no sé qué hormonas. Y mira: follo y lloro; no follo y también lloro.”

“Sólo en la separación puedes ver tu amor completo”.

“Los hombres casi nunca están solos, sino en distintos grados de separación. Estén como estén con sus parejas, no se separan hasta que ellas les dejan o ellos encuentran a otra persona que les arrastra a una nueva relación.”

“La impotencia es el mayor inhibidor del amor.”

“El silencio siempre nos hace parecer inteligentes y las pantallas, en cambio, denotan un punto de enganche adolescente. Una mujer conectada no es siempre una mujer informada. Una mujer conectada es una tía dependiente (de las noticias, de los mensajes, de los demás o incluso de la nada). Una mujer conectada puede ser cualquier cosa.”

“Hay algo definitivamente roto entre ellos, eso no se puede negar. Como si se miraran desde orillas opuestas, con amor y nostalgia. Con ganas de estar juntos y la certeza de que no podrán volver a estarlo. O no de la misma manera.”

“Hay que ser valiente para pinchar tus propias convicciones y dejarte desinflar.”

“A las tías nos gusta que nos quieran al oído.”

“Se sonríen y alivian el silencio. Tienen eso a su favor: restos de complicidad y buen rollo entre los escombros.”

“No te sientes deseada por una polla flácida. Y tampoco es nada divertido el sexo cuando uno de los dos se siente humillado y te culpa en lugar de ir al médico. Y encima te deja con las ganas porque su autocompasión es más importante y urgente que tu deseo.”

“Necesitan que las mujeres les arrastremos a sitios a los que algunas de nosotras no queremos ir y a los que ellos sólo quieren ir arrastrados. Porque querer quieren, pero no quieren querer, quieren que nosotras queramos por ellos.”

“Lo de su ex era, objetivamente y sin matices, mucho más grave, un millón de veces peor, porque es alguien a quien Javi una vez amó y persiguió, alguien con quien convivió.”

“¿Nunca ha escrito usted un mensaje que luego no mandó para abrir una puerta que se cerró sola y sin portazos?”

“Todos hemos estado ahí, intentando volver a la bifurcación adecuada para enderezar nuestras vidas. Todos.”

“Si estoy solo quiero estar solo. Si estoy con una mujer que me gusta, quiero sumergirme en ella. Lo que no quiero es mezclar mi soledad con sus mensajes. Me niegoa invertir mi atención con una tía a la que le parece siempre más urgente la última gilipollez que le ha escupido su móvil.”

“Y vuelven al silencio. Es más cómodo, y sobre todo, más seguro. En silencio no se hacen daño. O no tanto.”

Anuncios

De amor y rutinas 

“Ese es el secreto, reducir al máximo la exigencia de felicidad”

“Como si ya no cupiera esperar nada de mí, ni siquiera la conciencia de mis propias renuncias.”

“Me parece lamentable que los muertos no tengan ningún poder.”

“Me parece bastante miserable ese modo silencioso con el que los hombres nos expulsan al curso del tiempo.”

“Los hombres son absolutamente inmovilistas. El movimiento lo creamos nosotras. Nos ahogamos avivando el amor.”

“Dos seres viven juntos y aún así su imaginación los aleja de modo cada vez más definitivo. Las mujeres construyen palacios encantados en su interior. Uno permanece momificado allí sin enterarse.”

“Me gustaría toparme, entre los cientos de cuerpos que deseo, con el que poseyera el don de lastimarme.”

“Lo que deseo de verdad no puede formularse. Ser golpeado en la cara, ofrece la cara a los golpes, ofrendas mis labios, mis dientes, mis ojos, y de repente ser acariciado, cuando menos me lo espere, y de nuevo golpeado a buen ritmo, en la cadencia justa, y cuando me corra, que me abracen, que me lleven en brazos, que me cubran de besos.”

“Te amo con la cabeza, con el corazón y con el rabo.”

“Un hombre es un hombre. No hay hombres casados, ni hombres prohibidos.”

“Uno de los efectos del deterioro sentimental es que nada fluye. Todo se transforma en un signo, todo hay que descifrarlo.”

“Invadido por la melancolía de los amantes cuando ya no sucede nada al margen de la cama.”

“Si los hombres querían reconocernos una única cualidad, era esa. Los redimimos. Los enaltecemos en cuando podemos.”

“Y de qué me sirve verlo ahora como un pobre mequetrefe? Ese pobre mequetrefe me degrada y no me hace ningún bien.”

“Hay momentos que tras la cortesana asoma la buena mujer.”

“Aguantarse el llanto es inútil. La pena permanece alojada en algún sitio.”